TRATADO SOBRE LIBERTAD I

El hombre nace libre, responsable y sin excusas” Jean Paul Sarte

A lo largo de la historia, pensadores, filósofos y religiosos se han cuestionado acerca de la libertad, su significado y su existencia. Guillermo Cabanellas al respecto nos dice: se trata de la "facultad humana de dirigir el pensamiento o la conducta según los dictados de la propia razón y de la voluntad del individuo, sin determinismo superior ni sujeción a influencia del prójimo o del mundo exterior". Bajo ese concepto, puedo afirmar que no he experimentado la libertad plena en mi vida, y que solo en contadas ocasiones he sido "libre".

En Francia, en la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, la libertad se consagra como Derecho Fundamental en el artículo 2° y se define en el 4° en estos términos: "La facultad de hacer todo aquello que no perjudique a otro". En la jurisprudencia, la libertad es el derecho a determinar la propia acción autónoma, que generalmente se concede en los campos en los que el tema no tiene la obligación de cumplir las leyes a obedecer o, de acuerdo a la interpretación de que la hipotética naturales ilimitada libertad está limitada por la ley para algunos asuntos.


El estatus filosófico plantea la ausencia de verdades universales, pues siendo cada cabeza un mundo la subjetividad debe reinar en el establecimiento de criterios de falsedad o de verdad. Con el lenguaje sucede algo peculiar, la gramática que es la máquina de proferencias, da cuenta acerca de la elaboración de enunciados correctos sintáctica y semánticamente, pero nunca puede testificar la veracidad contextual de los mismos; para esto recurre al metalenguaje, que es un lenguaje que nos permite hablar de otro lenguaje. Paradójicamente sucede igual con el hombre, anda por la vida como máquina que reproduce verdades al acomodo de sus intereses y a ausencia del “meta” termina siendo el último ladrillo en la construcción de su caos.

Cuando el hombre halla el Camino, junto con Él encuentra “Meta”, entonces su maquinaría de producción de enunciados cambia, y le es instalado programas que producen ideas, luz y sal. La vida del ser humano sufre una transformación por que el descubrimiento de la Verdad implica la ampliación de la cosmovisión limitada que suponía la naturaleza anterior. Algo maravilloso e inverosímil acompaña este proceso regenerativo, y es primeramente la experimentación de la plena libertad y como segunda medida la comprensión de las paradojas que invaden un mundo ausente de su “meta” y de la gente gramaticalmente correctas.

“«La libertad iluminando el mundo» (Liberty Enlightening the World), conocida como la Estatua de la Libertad (Statue of Liberty en inglés, Statue de la Liberté en francés), es uno de los monumentos más famosos de Nueva York, de los Estados Unidos y de todo el mundo. Se encuentra en la isla de la Libertad al sur de la isla de Manhattan, junto a la desembocadura del río Hudson y cerca de la isla Ellis. La Estatua de la Libertad fue un regalo de los franceses a los estadounidenses en 1886 para conmemorar el centenario de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos y como un signo de amistad entre las dos naciones. Fue inaugurada el 28 de octubre de 1886 en presencia del presidente estadounidense de la época, Grover Cleveland. La estatua es obra del escultor francés Frédéric Auguste Bartholdi y la estructura interna fue diseñada por el ingeniero Gustave Eiffel. El arquitecto francés Eugène Viollet-le-Duc, estuvo encargado de la elección de los cobres utilizados para la construcción de la estatua. El 15 de octubre de 1924, la estatua fue declarada como monumento nacional de los Estados Unidos y el 15 de octubre de 1965 se añadió la isla Ellis. Desde 1984 está considerada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. La Estatua de la Libertad, además de ser un monumento importante en la ciudad de Nueva York, se convirtió en un símbolo en Estados Unidos y representa, en un plano más general, la libertad y emancipación con respecto a la opresión”

Y es ahora Estados Unidos el país emblema (simbolizado por la Estatua de la Libertad) de opresión económica y política de los pueblos, donde las adicciones y la esclavitud, es el pan de cada dia. Allá las disfunciones sociales son más acentuadas y el sueño americano termina siendo una pesadilla.

2 comentarios:

Zuriel dijo...

La libertad para mi es tener la suficiente personalidad para hacer lo que te gusta, defender tus pensamientos y luchar por tus ideales sin preguntarle a nadie, y sin importarle a nadie.
Yo me considero como dice mi mamá "Más libre que Colombia"

Deivi a.k.a El Escribidor dijo...

Citando a la veracidad escritural: "Si el Hijo los liberta, serán verdaderamente libres"

Publicar un comentario

Codifica tu proferencia: