BIENVENIDA A LA DESPEDIDA

"Después de todo la muerte es sólo
un síntoma de que hubo vida" Benedetti, M.

A mi amor menos correspondido
le corresponde una montaña,
helada en la cúspide
y caliente en la falda.

A mi amor menos correspondido
le toca un sepulcro
y unas lágrimas secas
y un llanto profundo.

A mi amor menos correspondido
le cantaré una canción
que diga te quiero
y que diga adios.

A mi amor menos correspondido
le regalo mi silencio
ese ruido intenso
de un amor muerto.

A mi amor menos correspondido
le digo adios
me despido de él
lo beso otra vez.

A mi amor menos correspondido
le toca una bienvenida,
bienvenida que le otorgaré
para que los muertos que decidan morir
deseen darle camino a la vida.

Si mi amor menos correspondido
no aceptando su muerte decide vivir conmigo
seguirá siendo amor
hasta que la muerte innata traiga el olvido.

Si mi amor menos correspondido
no aceptando la muerte que vivifica
decide abandonarme
me iré llorando
hasta que mi lluvía interior escampe.


Si mi amor menos correspondido huye de mis brazos
sabré que me quedaré nadando
en lo que supuse que serían sus abrazos,
en lo que creí recibir de su muerte
para darle vida a lo que hasta entonces estaba ausente.

1 comentario:

Zuriel dijo...

En algun momento de nuestras vidas hemos tenido un amor no correspondido, digamelo a mi que tuve jummm muchos... jajaja

Publicar un comentario

Codifica tu proferencia: